fbpx

Cédeme las riendas

Subasta de solteros – 3

¿Que me compró una pastelera tímida en una subasta? No pasa nada.

¿Que si me hago pasar por su novio en la boda de su hermana? Me apunto.

Puedo fingir todo el día porque soy Thatcher Manning, un tipo que no tiene relaciones.
Puedo dejar bien follada a una mujer, le puedo dar lo que quiera, menos mi corazón.
Hace mucho tiempo decidí que no tendría nada serio con ninguna mujer.
Que me vaya del pueblo en unos meses refuerza esa decisión.
Pero Astrid se me tenía que meter bajo la piel. Ella me cede las riendas en la cama —y fuera de ella— y ahora estoy sintiendo cosas.
Cosas que no se pueden ocultar.
El problema es que no planeaba ir en serio. Tremendo lío.

Vanessa Vale